En defensa de la fantasía

Hace un par de lunas, la persona mas importante para mí me dijo que mi gusto por la fantasía se basa en la negación de la realidad. “Es tu escape” afirmo, no con severidad ni condescendencia, sino con mera convicción: era la realidad, su realidad, el entender que trato de huir de la sencillez de las cosas, de su banalidad, con el glamour de lo fantasioso.

Pero nada esta mas alejado de la verdad. Y bien le refute, aunque se que no esta muy convencido todavía al respecto, pues se que su visión y la mía no siempre colindan. Y no deben colindar siempre, pero eso es tema para otro soliloquio.

Para mí, la fantasía no se trata de escapismo. Muy al contrario, para mi la fantasía se trata de realismo.

Para mí, no hay nada más fantástico que este mundo en que vivimos.

¿Quién me dice a mí que no existe magia en el sonido de las hojas ondeando en el viento? ¿En el cálido abrazo del sol? ¿En ese naranja enrojecido de las flores que anuncian que el árbol de mangos frente a mi casa vive una nueva primavera?

Este es mi mundo de Dioses y Monstruos. Este es mi mundo, donde las sombras son tan profundas que esconden espectros del pasado, donde del agua cristalina brota el canto de una sirena, y donde hadas de sonrosados rostros se asoman entre flores y arbustos. Este es mi mundo de fantasía, donde el sol besa mi piel como un amante y la luna voltea a llorar sin ser vista cada cierto tiempo. Es el mismo mundo para todos, si es verdad, y no me considero más especial por verlo así. Solo siento que no se toman el tiempo para detallarlo, para notar como entre los recovecos se asuma una sonrisa, una mirada, un vibrar. Para preguntarse cuantas historias habrán visto las montañas, o cuantas sonrisas estarán marcadas en la comisura de los labios de una jovial abuela.

El mundo esta lleno de magia. De fabulas, cuentos y cantares; y los mejores son aquellos que no necesitan narrador, sino que puedes presenciar desenvolviéndose frente a ti como una flor que se abre. El mundo esta lleno de magia, eso no lo dudo.

¿Para que querría huir leyendo fantasía, entonces, si no haría más que encontrarme con lo mismo de lo que estoy corriendo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s